Sardinillas a la Gallega

Tras limpiar la sardinilla meticulosamente y lavarla en salmuera, se cuece mediante baño de vapor, con objeto que adquiera dureza. Después de su colocación manual en la lata se le añade una salsa casera, elaborada a fuego lento a base de aceite de oliva, pimiento rojo, cebolla, y especias naturales. Una preparación diferente que se puede acompañar con arroz en blanco o patata cocida.

Está disponible en formato de 150 gr y en una lata de 400gr, ideal para la hostelería o para tomar en familia.

Elige una opción:

6,20 €